¿Es importante el hecho de no superar concentraciones de agentes químicos, cuya peligrosidad conocemos a priori? Es evidente que sí.

Y si trasladamos esta cuestión al ámbito profesional, adquiere aún más relevancia ya que las exposiciones pueden ser continuas a lo largo de nuestra jornada laboral.

En este sentido, el documento de los Límites de Exposición Profesional para Agentes Químicos en España recoge los valores adoptados por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo para el año 2022 y que han sido aprobados, con fecha 25 de marzo de 2022, por la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Por ello, como PREVYMAN quiero sensibilizarte en esta materia y recomendarte que consultes a los técnicos del Dpto. de Higiene Industrial de GRUPO 17 Prevención de Riesgos Laborales si tienes alguna duda. Puede que así descubras los peligros de compuestos muy habituales en algunos sectores (sílice cristalina en Construcción, aceites minerales en Automoción, etc), y la forma de evitar estos riesgos.

Todo tiene un límite y tu salud también, hazme caso y cuida lo que respiras y haces respirar  en tu centro de trabajo.

Recuerda siempre mi lema: EL PODER ES TUYO, en tu mano está también evitar accidentes y daños para la salud derivados del trabajo; tú también eres PREVYMAN en tu empresa.

No, definitivamente no la tenemos en cuenta todo lo que debiéramos.

¿Somos conscientes de los riesgos que genera una persona externa que trabaje en nuestras instalaciones?

¿Tomamos medidas al respecto?

¿Y la persona externa conoce los riesgos derivados de trabajar en nuestro centro de trabajo?

Si ocurriera un incendio, ¿esa persona sabría cómo actuar en nuestro centro de trabajo?

No es tan difícil. Primero solamente tenemos que proceder a un intercambio básico de información; comuniquemos las circunstancias de nuestro centro de trabajo a los subcontratistas y pidámosles los riesgos de sus tareas en nuestro centro y las características PRL (formación para la tarea sobre todo) de las personas que vendrán a nuestro centro.

Después solamente se tratará de controlar la entrada de dichas personas y establecer nuestro control sobre el trabajo que efectúan a través de personas responsables de nuestra empresa.

No te la juegues, en un momento nuestro centro puede ser “testigo” de actos inseguros no controlados de los que luego no exista marcha atrás.

“TODO LO QUE SUCEDA EN NUESTRO CENTRO DE TRABAJO ES NUESTRA RESPONSABILIDAD, LE PASE A QUIEN LE PASE”.

No lo olvides. La palabra clave es Coordinación.

Recuerda siempre mi lema: EL PODER ES TUYO, en tu mano está también evitar accidentes y daños para la salud derivados del trabajo; tú también eres PREVYMAN en tu empresa y de la mano de COLORSALUD seguro que consigues optimizar tu coordinación de actividades empresariales.

 

 

¿Es la salud un concepto físico? ¿Solamente nos duele el cuerpo? ¿No hemos oído muchas veces eso de que nos duele el alma? ¿Afectan “los dolores del alma” a las dolencias físicas?

En esta fase de la vida que estamos atravesando se empieza a hablar de la “segunda pandemia” vinculada a la salud mental. No es algo nuevo pero, ciertamente, los problemas de salud mental se han acrecentado con la pandemia que sufrimos por COVID-19.

No es asunto que se haya provocado en las empresas, pero es claro que hay que actuar en el ámbito de las mismas, pues son muchas horas las que pasamos en nuestro entorno laboral y el ser humano es uno e indivisible, cualquier ámbito de la vida -personal o profesional- afecta a todo los demás.

En la empresa se deben poner medios para cuidar la salud mental, pero cada uno de nosotros es el principal garante de nuestra salud, física y mental.

Pero el qué podemos hacer para cuidar de nuestra salud mental depende en gran medida de cada cual. Y muchas veces se trata de ser consciente de lo que debemos hacer, como:

  • Concentrarnos en el momento presente y en lo que está bajo nuestro control
  • Enfocarnos en las soluciones, no en el problema
  • Planificar nuestros horarios de modo no muy estricto
  • Priorizar nuestras actividades
  • Establecer rutinas de conexión y desconexión
  • Ser más asertivo
  • Tratar de ser positivo y tener conversaciones positivas

La salud mental es básica para la felicidad y para la salud física, ¿intentamos seguir estas pautas?

Frecuentemente vemos circulando por la carretera camiones con la señalización de que transportan mercancías peligrosas; los más normales y todos conocemos son los que transportan combustibles, pero existen muchos más tipos de transporte que también son considerados como peligrosos y suelen ir debidamente señalizados.

Seguro que recordamos más de un accidente con consecuencias fatales en los que estaba implicado un mejorable control de este tipo de transporte.

En todo este proceso de transporte existe la figura del Consejero de Seguridad como garante de que las labores de carga, transporte y descarga se realiza con la debidas condiciones de seguridad, e independientemente de que sea transporte terrestre, aéreo o marítimo.

Si tienes dudas en este proceso, no dudes en consultar a tu Consejero de Seguridad, sabrá qué tienes que hacer y evitará posibles accidentes que pueden ser de enorme envergadura y afectar a muchas personas…¿recuerdas alguno?

No te la juegues, no es solamente lo que pueda sucederle al conductor del vehículo, sino a cualquiera que tenga la mala fortuna de cruzarse con el mismo en un mal momento…es nuestra obligación que no haya malos momentos.

Recuerda siempre mi lema: EL PODER ES TUYO, en tu mano está también evitar accidentes y daños para la salud derivados del trabajo; tú también eres PREVYMAN en tu empresa.

 

¿Dónde he estado y qué me ha pasado?   

Hace unos meses visité, representando a GRUPO INPREX, a una empresa que se dedica a la manipulación y comercialización de frutas y hortalizas. Dispone de 8 centros de trabajo de elevado tamaño todos en la misma zona geográfica y en los que prestan servicio en total una media anual de 2.500 trabajadores, con centros de trabajo que dan ocupación de 200 a 800 trabajadores.

El Responsable del Servicio de Prevención Propio está preocupado pues han ocurrido varios accidentes e incidentes en los que se encuentran implicados carretillas y transpaletas eléctricas; incluso se ha llegado a producir una explosión en la zona de carga de baterías de dichos equipos de trabajo en uno de los centros de trabajo. La Inspección de Trabajo ha levantado varias Actas de Infracción sobre este asunto ya que en los últimos 6 meses han ocurrido 15 atropellos que han provocado bajas por accidente de trabajo y 27 incidentes registrados, pues habrá más sin registrar, que no han conllevado baja laboral. Además, la Compañía Aseguradora ha amenazado con retirar la póliza y no cubrir el siniestro tras la explosión entendiendo mala praxis en la empresa.

En la Dirección de la empresa ha surgido la preocupación sobre este asunto y el Responsable del Servicio de Prevención Propio debe responder en breve plazo en el Comité de Dirección con un plan de acción que afronte la situación.

Mi colega cree que lo ha intentado todo sin éxito y me pide ayuda.

¿De qué medios dispone la empresa para evitar esta situación?    

Ya en la primera visita he podido comprobar el estado de las zonas de carga de baterías de dichos equipos. La zona de carga de baterías carece de ventilación y el número de equipos que se carga en cada una de ellas es considerable en un recinto con poco espacio y junto a taller mecánico.

El Responsable del Servicio de Prevención Propio y yo decidimos mantener una serie de reuniones de análisis a las que invitamos al Director de Mantenimiento.

De la primera reunión que mantengo en la empresa, extraigo varias conclusiones; el sistema de incorporación y de autorización de uso de equipos de trabajo es adecuado, así como el uso en sí, la señalización de zonas de paso y comportamiento general de los trabajadores. No obstante, el mantenimiento de los equipos de trabajo es deficiente y solamente existe un mantenimiento correctivo que se aplica en la práctica cuando el equipo de trabajo se detiene. Por ejemplo, se han comprobado equipos sin avisos acústicos de marcha atrás o sin avisos luminosos de funcionamiento, así como ruedas en muy mal estado o los frenos con menor capacidad de reacción de la aconsejable.

En una segunda reunión, diseñamos un Plan de Trabajo que someteremos después a la Dirección y al Comité de Seguridad y Salud (CSS), pues debemos tener un compromiso global. Se acuerda proponer las siguientes medidas:

  • Estudiar la situación ATEX de cada una de las zonas de carga de baterías citadas. Se realizará un documento de protección contra explosiones (DPCE) y se estudiará la posibilidad de traslado de dichas zonas a lugares con mejor ventilación cuando sea posible o arbitrar medidas que favorezcan mejor ventilación aunque sea forzada.
  • El Dpto. de Mantenimiento deberá de realizar en 15 días una evaluación del estado de las carretillas y transpaletas así como una cuantificación económica de la reparación de los sistemas de dichos equipos que afecten al uso en condiciones seguras.
  • Implantar un sistema de mantenimiento preventivo por el cual el Dpto. de Mantenimiento planificará revisiones periódicas de cada equipo de trabajo móvil.
  • Por otro lado, cada trabajador que deba utilizar en el primer turno de trabajo uno de estos equipos móviles realizará y evidenciará un breve chequeo de funcionamiento adecuado de las señales acústicas y luminosas así como estado de ruedas y frenos. Dichas evidencias se conservarán en el equipo móvil durante una semana para luego ser remitidas al Dpto. de Mantenimiento, salvo en el caso de detectar algún problema que se comunica en el acto.

Las propuestas han sido aprobadas en el Comité de Seguridad y Salud y, posteriormente, por la Dirección de la Empresa.

¿Qué resultados se han obtenido?    

Han pasado 6 meses desde que se comenzaron a implantar estas medidas. He visitado a mi colega y me traslada en pocas frases lo siguiente:

  1. Se han realizado los estudios DPCE y cambiado la ubicación de la zona de carga en 3 centros de trabajo -incluso creando alguna zona de carga adicional que divida el riesgo- e instalando ventilación forzada en otros 3 centros. Se trabaja en un entorno mucho más seguro.
  2. El estado de los equipos de trabajo ha mejorado sensiblemente y los accidentes derivados del uso de estos equipos de trabajo han sido 2 en los últimos 6 meses.
  3. La Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) no ha impuesto ninguna sanción en los últimos 6 meses.
  4. El coste económico de las medidas se considera prácticamente amortizado pues no existen costes derivados de accidentes de trabajo, sustituciones ni sanciones de la ITSS.
  5. Se ha conseguido convencer de la adecuada praxis de la empresa a la Compañía Aseguradora y no se ha tenido repercusión al respecto.

 

“Cualquier parecido con la realidad NO es pura coincidencia”