Periódicamente en las empresas se ofrecen a los trabajadores la posibilidad de realizar un reconocimiento médico para valorar y seguir nuestra aptitud, en términos de salud, para el puesto de trabajo que se desempeña.

En ocasiones -por razones de peligrosidad, normativa legal, criterios acordados en la empresa, etc- son obligatorios pero, también, frecuentemente son voluntarios.

Para muchas personas es el único contacto preventivo que se tiene con un médico con el fin de conocer cómo estamos; estos reconocimientos son muy útiles, no solo para comprobar nuestra aptitud para el trabajo que desempeñamos, sino para detectar posibles “problemillas” de salud a tiempo.

¡Siempre es recomendable someterse al reconocimiento médico, no debemos dejar pasar la oportunidad de saber cómo evoluciona nuestra salud¡

Recuerda siempre mi lema: EL PODER ES TUYO, en tu mano está también evitar accidentes y daños para la salud derivados del trabajo; tú también eres PREVYMAN en tu empresa.