¿Debe ser la aplicación de la PRL igual para todos? ¿Es que todos somos iguales? ¿Vale el café para todos?

Cada persona es diferente, no solo en aspectos de personalidad o la influencia de la historia de cada uno, sino en aspectos como la diversidad generacional, funcional, de género, sexual o cultural.

Estos aspectos, si de verdad queremos tener una prevención de riesgos laborales efectiva, deben ser tenidos en cuenta a la hora de evaluar riesgos, planificar y aplicar medidas preventivas así como en el momento de impartir formación en prevencion de riesgos laborales.

Si nos paramos a pensar y miramos a nuestro alrededor en nuestro trabajo, veremos que no hay dos personas iguales en ningún sentido; somos distintos desde el inicio y nuestro camino vital, nuestra historia, nos separa todavía más. Tú mismo no eres igual que hace quince años, piensas de modo distinto y tus capacidades psicofísicas seguro que han variado; y, ¿qué me dices de las variables de género o culturales? ¿Lo pensamos y lo empezamos a poner en valor en nuestra gestión preventiva o seguimos dando café para todos como si fuéramos clones o reaccionáramos igual a los mismos estímulos?

Recuerda siempre mi lema: EL PODER ES TUYO, en tu mano está también evitar accidentes y ampliar nuestra visión será de gran ayuda; tú también eres PREVYMAN en tu empresa.