La vigilancia de los riesgos laborales no es algo exclusivo de los técnicos de prevención y/o de los mandos intermedios.

Es algo que atañe a la totalidad de los integrantes de una empresa.

Por un lado, los trabajadores deben cuidar de sí mismos, pero también de sus compañeros de trabajo y enfocar esto como una obligación humana.

Por ello, el Plan de Prevención de la empresa debe disponer de un sistema de detección y aviso de riesgos laborales al alcance de cualquier trabajador, así como de acción ante los riesgos inminentes que sean detectados.

Los recursos en prevención de que dispone una organización no son únicamente los técnicos que existen en la misma, sino todas las personas que desarrollan el trabajo para la empresa. La prevención de riesgos laborales es algo de todos y para todos.

Debemos evitar la sensación que algunos trabajadores transmiten cuando piensan que pudieron hacer algo más para evitar un accidente laboral, esa sensación que queda de por vida…

¡¡Vigila tu entorno de trabajo y avisa si algo funciona mal¡¡

Recuerda siempre mi lema: EL PODER ES TUYO, en tu mano está también evitar accidentes y daños para la salud derivados del trabajo; tú también eres PREVYMAN en tu empresa

De nuevo de vacaciones, aunque él sigue ahí aún y debemos tener cuidado, tratamos de descansar y desconectar.

El año pasado me permití enviaros mi retrato desde una tumbona en mi casa…era más prudente y este año ¡¡estoy en la playa!!, sin mi casco y cogiendo fuerzas para seguir remando en este mundo de la prevención de riesgos laborales que compartimos.

Pero las vacaciones, aunque son época de divertimento y relax, nos la debemos tomar en serio, en ello va nuestra salud. Recordemos lo dicho hace ya un año:

Empresario: Empuja que se disfruten las vacaciones y trata de que todos desconecten, organiza tu empresa para que sea posible. Y descansa tú también.

Directivo y mando: Desconecta, delega tus responsabilidades en ese tiempo y organízate para no tener casi interrupciones en tu período vacacional. Nadie es imprescindible, ni te lo creas ni lo eres.

Trabajador: Tu tiempo de descanso es necesario, debe ser respetado y disfrutado. Así serás después un trabajador productivo y una persona más feliz.   

Todo esto sigue vigente y las vacaciones son parte del trabajo, en un sentido amplio y anual; si no descansamos adecuadamente, los meses siguientes serán muy largos, con mayores riesgos laborales y menos productivos y, además, los tiempos son los que son y están como están…y podían ser mejores.

No conviertas tus vacaciones en unas “cacaciones”, ¡¡ponlas en maýusculas y lo más grandes que puedas!!

Recuerda siempre mi lema: EL PODER ES TUYO, en tu mano está también evitar accidentes y daños para la salud derivados del trabajo; tú también eres PREVYMAN en tu empresa.

¿Te has preguntado cuál es el objetivo básico de la información y formación en prevención de riesgos laborales?

Es sencillo, que los trabajadores conozcan cuáles son los riesgos laborales a los que están expuestos y que sean conscientes de los mismos. En síntesis, conocimiento y sensibilización.

Como Técnico de Prevención, ¿no te da alguna vez la sensación de que nos perdemos en las formas y nos olvidamos del objetivo?

¿Es la formación on line mejor que la presencial? ¿Al contrario? ¿Qué es formación práctica? ¿Necesariamente ha de ser en el tajo?…son tantas preguntas…

Si llegamos al objetivo, que nunca debemos perder de vista, cualquier acción que ayude a cumplirlo es pertinente, el cómo lo hagas no tiene tanta importancia.

Piensa en cómo diseñar el proceso de formación ajustado a las circunstancias de la empresa y de los trabajadores; el proceso de transmisión de conocimiento y logro de sensibilización no es algo automático ni común, no vale el “café para todos”. ¡¡Piensa, innova y sorprende!!

Recuerda siempre mi lema: EL PODER ES TUYO, en tu mano está también evitar accidentes y daños para la salud derivados del trabajo; tú también eres PREVYMAN en tu empresa.

¿Has pensado alguna vez si serías capaz de reaccionar de modo adecuado ante una emergencia?

Siempre que nombramos personas para formar parte de los equipos de intervención ante emergencias, ya sea en un Plan de Autoprotección o en los documentos de Medidas de Emergencia, atendemos a criterios como confianza, permanencia en el centro, antigüedad, puesto de responsabilidad, voluntariedad…, ¿es esto suficiente?

En un simulacro avisado, seguramente, todos vamos a reaccionar de modo correcto…pero, ¿y si el simulacro no es avisado o se trata de una situación real?

Posiblemente, en estos casos, la reacción podrá ser distinta. En ocasiones las personas designadas para actuar de modo concreto se bloquean, actúan de modo inadecuado o no actúan. A pesar de la formación que hayan recibido y los ejercicios prácticos efectuados mediante simulacros hay quién no ha sabido o no ha podido actuar, ¿qué puede estar pasando?

Es necesario, para designar a personas a estos efectos, valorar si van a ser capaces de actuar…no vale el café para todos, somos diferentes, nuestra personalidad es básica en este asunto y hay que tenerla en cuenta.

Nuestro cerebro no se puede bloquear en emergencias si queremos tomar la decisión adecuada o, simplemente, cumplir con nuestro cometido.

Recuerda siempre mi lema: EL PODER ES TUYO, en tu mano está también evitar accidentes y daños para la salud derivados del trabajo; tú también eres PREVYMAN en tu empresa.

Seguro que estamos notando que la vuelta paulatina a nuestro trabajo, en las condiciones más o menos como las “ante-Covid”, está resultando más difícil de lo que pensábamos.

Todos habremos tenido contacto con personas que estén teniendo problemas de adaptación; cuadros de ansiedad y depresión, mucha dificultad para conciliar el sueño, mayor consumo de alcohol y psicoestimulantes, mayor sensación de estrés e, incluso, burnout derivado de esta situación, ¿os suena? …y con las consiguientes bajas por Incapacidad temporal y, en general, incremento del absentismo.

Además del esfuerzo personal que debemos hacer, como   empresa se debe atender a esta situación prestando apoyo psicológico con actuaciones vinculadas a las actividades propias de Vigilancia de la Salud…pues la Salud Mental también es eso, Salud. El papel de los prevencionistas está cambiando, debemos tener en cuenta otro tipo de circunstancias y enriquecer los perfiles profesionales dentro de los Servicios de Prevención.

Debemos ser capaces desde el mundo del trabajo de aportar lo necesario para frenar lo que ya se empieza a considerar como la pandemia “post covid” y le plantamos cara a los efectos sobre la salud mental que está dejando todos los cambios vitales que hemos padecido y aún no hemos dejado atrás del todo. ¡¡HAGAMOS LO NECESARIO PARA QUE LA SALUD MENTAL SE RESIENTA LO MENOS POSIBLE!!

Recuerda siempre mi lema: EL PODER ES TUYO, en tu mano está también evitar accidentes y daños para la salud derivados del trabajo; tú también eres PREVYMAN en tu empresa.

En cualquier aspecto de la gestión empresarial, estaremos de acuerdo, debemos tomar decisiones.

Y para tomar decisiones tendremos que analizar situaciones, resultados, perspectivas, etc. Es decir, contrastar y analizar datos.

¿Hacemos esto en Prevención de Riesgos Laborales? ¿Comprobamos los resultados que hemos obtenido anteriormente con las acciones que hemos llevado a cabo? ¿Los únicos datos que tenemos son los que nos aporta nuestra Mutua Colaboradora de la Seguridad Social? ¿Centramos nuestros resultados en prevención únicamente en la siniestralidad de la empresa?

Es mi convencimiento que debemos ir más allá en el análisis de datos en prevención de riesgos laborales, que es también posible hacerlo en nuestro campo, ¡¡yo lo he visto!!.

En prevención de riesgos laborales podemos obtener datos y resultados para definir las actividades preventivas que resulten más efectivas en cada momento y, con ello, disminuir nuestra siniestralidad…¡¡ESTUDIEMOS NUESTROS DATOS EN PRL, NOS LLEVAREMOS SORPRESAS!!

Recuerda siempre mi lema: EL PODER ES TUYO, en tu mano está también evitar accidentes y daños para la salud derivados del trabajo; tú también eres PREVYMAN en tu empresa.

¿Todos los guantes protegen de todos los riesgos? ¿Cualquier protección de la cabeza es adecuada para cualquier tipo de trabajo?, etc, etc.

¿Somos realmente cuidadosos de que los EPIS que utilizamos son los adecuados a nuestro trabajo?

¿Las personas que compran los EPIS disponen de información fidedigna de lo que tienen que comprar?, ¿se tienen en cuenta las características de lo que se compra o a veces el precio adquiere un valor predominante en detrimento de las características de los EPIS?

¿Vigilamos que todos los trabajadores disponen de los EPIS conforme a sus funciones?

¿Estamos todo lo seguros que podemos estar de que se usan los EPIS y de que los trabajadores tienen una adecuada formación al respecto?

Sin menoscabo del principio de que las medidas de protección colectiva están por encima del uso de los EPIS, éstos son necesarios en numerosos puestos de trabajo. Hay muchos aspectos de gestión que debemos tener en cuenta.

En la prevención de accidentes, la gestión de los EPIS tiene un papel protagonista que hay que cuidar, desde la definición de los EPIS en la Evaluación de Riesgos hasta el control de uso por los trabajadores y pasando por los procesos de compra, puesta a disposición y justificación.

Tras la ocurrencia de accidentes, la gestión de EPIS siempre es analizada si su uso era necesario.

¿Te lanzarías a una piscina sin agua teniendo conocimiento de ello? Pues lo mismo es trabajar sin EPIS cuando son definidos y necesarios para tu puesto de trabajo.

Recuerda siempre mi lema: EL PODER ES TUYO, en tu mano está también evitar accidentes y daños para la salud derivados del trabajo; tú también eres PREVYMAN en tu empresa.

Estamos en período de vacaciones y son eso, vacaciones.
Si no dormimos bien, al día siguiente rendimos menos, estamos cansados y somos más proclives a que “nos pasen cosas en el trabajo”. Hay que descansar bien.

Si trasladamos este pensamiento a un año de trabajo, también es necesario parar, desconectar y recargar pilas. Una persona cansada en cualquier sentido es más fácil que tenga problemas derivados de la no prevención…por ejemplo, ¿hablamos de bournout?…

En ello va nuestra salud física y mental. El trabajo es importante en la vida de cada cual, entre otras cosas suele ser el medio de subsistencia personal y de nuestra familia, si la tenemos. Pero no puede ser todo, no sería sano.

El tiempo de descanso es para tí y los tuyos, trata de desconectar -todo lo que sea posible- y salir de todo lo que conlleva tu ocupación diaria durante el resto del año.

Si lo consigues, el resto del año estarás en mejores condiciones de rendir y realizar un buen trabajo y seguro que te pones menos en riesgo, tanto desde una perspectiva psicosocial como otros tipos de riesgos. Las vacaciones son también prevención de riesgos laborales, la misma es tan transversal que también está relacionada con las vacaciones.

Descansar no es solamente un derecho y una necesidad, es también conveniente para la productividad. A todos nos interesa.

Empresario: Empuja que se disfruten las vacaciones y trata de que todos desconecten, organiza tu empresa para que sea posible. Y descansa tú también.

Directivo y mando: Desconecta, delega tus responsabilidades en ese tiempo y organízate para no tener casi interrupciones en tu período vacacional. Nadie es imprescindible.

Trabajador: Tu tiempo de descanso es necesario, debe ser respetado y disfrutado. Así serás después un trabajador productivo y una persona más feliz.

Hagas lo que hagas, descansa, desconecta, sal de tu trabajo en vacaciones, pero de verdad.

Recuerda siempre mi lema: EL PODER ES TUYO, en tu mano está también evitar accidentes y daños para la salud derivados del trabajo; tú también eres PREVYMAN en tu empresa.

“PREVYMAN Y EL COMITÉ DE SEGURIDAD Y SALUD”

Cómo técnico de prevención, ¿has tenido alguna vez la sensación de que el Comité de Seguridad y Salud de tu empresa no es útil?

¿Qué solamente se hacen estas reuniones para cumplir con un requisito legal?

¿Qué nuestra prevención de riesgos laborales se convierte en una moneda de cambio en las relaciones laborales en tu empresa?

¿O qué el Comité de Seguridad y Salud se ha convertido o es una traslación a la prevención de riesgos laborales de la situación que se vive en las reuniones del Comité de Empresa con la misma?

Posiblemente, la palabra “Comité” haya contribuido a desvirtuar lo que debe supone el Comité de Seguridad y Salud y lo haya alejado, en ocasiones, de ser un órgano consultivo, de elevación de propuestas o de análisis y seguimiento de la gestión preventiva entre representantes de la empresa y de los trabajadores.

La prevención de riesgos laborales siempre debe estar por encima de los intereses puramente laborales (jornadas, salarios…) y de los puramente productivos (sí a la máxima productividad, pero nunca a costa de asumir riesgos laborales).

Caminar todos en la misma dirección garantiza un órgano eficaz que contribuirá en una gran medida a la mejora de la gestión preventiva…¡¡CAMBIEMOS EL PASO Y MARQUEMOS UN RUMBO COMÚN!!

                                                              ¡¡TE ASEGURO QUE FUNCIONA!!

Recuerda siempre mi lema: EL PODER ES TUYO, en tu mano está también evitar accidentes y daños para la salud derivados del trabajo; tú también eres PREVYMAN en tu empresa.

¿Alguna vez te has parado a revisar si tus Medidas de Emergencia están vigentes?

En ocasiones, nuestro día a día nos hace olvidar cosas que, si llega el caso, pueden ser vitales en el sentido literal de la palabra. Dentro de la gestión de la prevención de riesgos laborales hay aspectos que suponen un antes y un después…un accidente o un incendio son ejemplos de ello, y seguro que hemos podido hacer cosas para evitarlo o atenuar las consecuencias, y ya es demasiado tarde.

Una de ellas son las Medidas de Emergencia -siempre adaptadas a nuestra actividad y volumen-. El contenido de las Medidas de Emergencia, ya sea un Plan de Autoprotección o unas Medidas que respondan solamente al Art.20 de la Ley 31/95, además de a la legislación autonómica o local que proceda, debe ser específico para nuestra empresa debiendo huir de generalidades.

Y lo que es más importante, las personas designadas para actuar en caso de emergencia han de conocer su cometido y estar debidamente formadas para ello…y qué decir de la importancia de mantener al día estos equipos y de realizar simulacros.

Disponer de unas Medidas de Emergencias obsoletas o genéricas y sin implantar supone asumir demasiado riesgo para una empresa.

Repasa el contenido de tus Medidas de Emergencia y seguro que dormirás más tranquilo…¡¡IGUAL QUE PREVYMAN!!

Recuerda siempre mi lema: EL PODER ES TUYO, en tu mano está también evitar accidentes y daños para la salud derivados del trabajo; tú también eres PREVYMAN en tu empresa.